Sanar

Abierta Mente

Sanar

Sanar es ir al origen, ir a la herida y entender allí porqué eres como eres, porqué haces lo que haces, qué te mueve y qué te impulsa.

Sanar es dejar de decirte mentiras y aceptar al menos para ti, lo que jamás dirías en voz alta.

Porque el problema no está en sentir sino en lo que haces con ese sentimiento.