Sobre mí

Yogalalma es el resultado de mi búsqueda personal que empezó desde muy niña con cuestionamientos existenciales como: ¿quiénes somos? y ¿qué hacemos aquí?

Nací en Medellín, Colombia en 1984. Desde muy pequeña me apasionó la escritura y por eso decidí estudiar Comunicación Social. Quería ser periodista, pero en plena carrera descubrí el yoga y como era algo muy escaso en mi ciudad, terminé la carrera y decidí certificarme como profesora. El yoga logró un cambio en mi vida a todo nivel que no había logrado nunca antes: me dio la serenidad que buscaba y un sentido de propósito que me había sido esquivo siempre.

Recibí mi primera certificación en Yoga Works en Nueva York en el verano de 2007 e inmediatamente empecé a enseñar a varios grupos de todos los niveles. Dos años después, en 2009, me certifiqué en Shanghai, China con Inspya Yoga e inicié un camino más integral que incluía alimentación más sana y consciente.

Tuve varias escuelas de yoga y una gran socia que me acompañó a crecer en el negocio mientras aprendimos de cocina Crudivegana (Crudacafé Canadá 2014), Yoga para niños y familias (Rainbow KIds Yoga 2013), yoga terapéutico y mucho más.

En todo ese lapso de tiempo me convertí también en mamá de dos niños hermosos, Tomás y Elisa, que lejos de llenarme, añadieron muchas más preguntas y retos a mi vida y empezaron a mover todas las prioridades.

En 2017 decidí que no tendría más una escuela física de yoga. Necesitaba soltar las ataduras del espacio, los horarios y 10 años de enseñanza sin pausa. Con tan solo tomar la decisión, las letras volvieron a fluir en mi vida, me sentí inspirada y con muchos deseos de unir todo lo que tanto había movido mi vida entera: el yoga, la cocina y las letras. Ese fue el nacimiento de Yogalalma, que increíblemente y sin ese nombre, había sido también el proyecto con el que me gradué de la carrera.

En 2017 inicié con una serie de talleres que nombré El Ser Completo en el que comparto todas las herramientas de crecimiento personal y sanación gracias a las cuales he podido experimentar una satisfacción personal y una conexión muy especial. Desde que eso llegó a mi vida, pensé que no podía conservarlo sólo para mí. Impulsada por el mismo deseo, creé en 2018 el podcast Abierta Mente.

Un día entendí también que nuestro mundo estaba cambiando y que la virtualidad sería el nuevo salón de clases. Que el desafío de la escasez del tiempo, sumado a la necesidad de conectar con la serenidad del alma, eran un par de factores muy difíciles de combinar. Que de nada servía ir a la clase de yoga si el resto del día las personas tenían que correr de un lugar a otro para poder cumplir todos sus compromisos. Entendí que para muchos, a pesar del disfrute en el mat, la clase de yoga se estaba convirtiendo en un compromiso más, en un estrés adicional.

Aquí está entonces Yogalalma, un espacio pensado para el ser humano actual, aquel que aprendió a amar su casa y que quiere disfrutar más tiempo en ella con su familia. Aquel que quiere meditar en pijama y hacer yoga con la salida del sol o al final del día. Aquel que quiere leer un buen libro y tener con quién comentarlo o hacer una nueva receta que pueda apoyar el cuidado de su cuerpo físico sin caer en la aburrición de una dieta.

Yogalalma es el resultado de mi búsqueda personal convertida en un espacio de paz donde deseo que terminen todos los afanes para que cada uno pueda conectar con el espacio esencial de su alma.